top of page

Cuatro años de avances en la investigación marino-costera en la región latinoamericana

Fuente: REMARCO.org

Con motivo del cierre del proyecto RLA 7025, se realizó una reunión en Cuba que permitió hacer un balance de los resultados alcanzados.

Del 11 al 15 de diciembre de 2023, investigadores de países que integran REMARCO y el proyecto RLA 7025 “Fortalecimiento de las capacidades en los medios marinos y costeros mediante técnicas nucleares e isotópicas” se reunieron en Varadero, Cuba, para realizar el cierre del proyecto, analizar los principales resultados de cuatro años de trabajo, las lecciones aprendidas y los desafíos futuros.

Representantes de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Costa Rica, Cuba, El Salvador, México, Nicaragua, Perú, Uruguay y Venezuela de los componentes de microplásticos, acidificación oceánica y contaminación química se dieron cita y trabajaron en compilar los resultados obtenidos para la presentación a diferentes organizaciones y tomadores de decisiones de la región latinoamericana.



Sr. Carlos Alonso Hernández, oficial técnico del OIEA │ Foto: Daniel Carrasco

“Creamos capacidades tecnológicas para reportar al ODS 14 de la región. Por ejemplo, reportamos datos comparables y estandarizados en el área de microplásticos. Estamos en un momento donde tenemos resultados que compartir y generalizar en la región”, resaltó el Sr. Carlos Alonso Hernández, oficial técnico del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), durante la reunión.

Inauguración de la reunión el lunes 11 de diciembre. La mesa principal estuvo compuesta por el Sr. Alain Muñoz, coordinador general del proyecto RLA 7025; Sr. Manuel Fernández, director de la Agencia de Energía Nuclear y Tecnologías de Avanzada (AENTA); Sr. Alejandro García, director de CEAC-Cuba; Sr. Carlos Alonso y Sr. Saúl Pérez, ambos del OIEA │ Fotos: Laura Brenes y Daniel Carrasco

En el caso del componente de contaminación química, el reporte regional se centra en la presencia de mercurio, con 14 sectores de muestreo en la región latinoamericana y del Caribe. En cuatro de ellos se identificaron puntos críticos de contaminación, con niveles tóxicos para la biota bentónica, lo que puede representar un riesgo para la salud humana a través del consumo de productos pesqueros. “Esta evaluación puede servir como línea de base para estudios futuros y, además, respalda la evaluación de la efectividad del Convenio de Minamata”, indicó la Sra. Ana Carolina Ruíz Fernández, representante de dicho componente.

Por su parte, el componente de acidificación oceánica (AO) destacó el fortalecimiento de capacidades para monitorear sistemas de dióxido de carbono mediante un kit REMARCO, cursos de entrenamiento y la publicación de seis protocolos armonizados para la región.

“Principalmente, terminamos estos cuatro años de trabajo destacando que seis países ya están reportando al indicador 14.3.1 (acidez media del mar o pH) del ODS 14, resultando así en 383 datos reportados. No obstante, 14 países tienen capacidades analíticas para la medición del sistema de carbonatos, por lo que es posible que estos números aumenten pronto”, subrayó el representante del componente de AO, Sr. Cesar Bernal.



El Sr. Cesar Bernal realiza la presentación de resultados del componente de acidificación oceánica, en la reunión │ Foto: Laura Brenes

En relación con el componente “microplásticos”, el grupo de investigadores participantes elaboró un reporte regional que involucra los resultados de los monitoreos realizados en playas arenosas. Esta capacidad regional se logró gracias al proyecto y el apoyo del OIEA, que permitieron la adquisición de equipamientos e insumos necesarios para los monitoreos, la realización de actividades de capacitación y la generación de protocolos armonizados para el muestreo y determinación de microplásticos en matrices ambientales. “El primer gran resultado del componente ha sido elaborar los protocolos armonizados en arena de playa y agua superficial”, destacó la Sra. Sara Purca, representante del componente de microplásticos.

Por su parte, el Sr. Carlos Alonso resaltó el rol del OIEA en la mitigación de la basura plástica y la contaminación marina por microplásticos. “El OIEA, a través de su programa NUTEC Plastics (Técnicas Nucleares en Plásticos), está trabajando en dos direcciones: una dirección en tierra, por medio del uso de las radiaciones ionizantes para los procesos de reciclaje del plástico; y otra desde el punto de vista de la contaminación marina, ya que no solo es importante determinar los niveles de plásticos, sino que también es necesario determinar cuáles son las fuentes de estos plásticos, cuáles son sus comportamientos en los ecosistemas marinos y cuáles son los efectos en la salud humana”.



Presentación de la nueva versión del módulo de microplásticos de la “Plataforma REMARCO” │ Foto: Laura Brenes

Además, durante el taller se presentó la nueva versión del módulo de microplásticos de la “Plataforma REMARCO”, un sistema de gestión de la información basado en la web, que permite disponer de los resultados de los monitoreos realizados en el proyecto. La puesta en marcha de la plataforma permitió que los investigadores pudieran ingresar los resultados obtenidos y generar un mapa de acceso público que describe los sitios de monitoreo y la información necesaria para establecer una línea base sobre la contaminación marina por microplásticos en la región.


Componente Contaminación Química



Componente Acidificación Oceánica



Componente Microplásticos


Trabajo de los componentes durante la reunión │ Fotos: Laura Brenes

REMARCO continúa su consolidación en la región

Por su parte, los 18 países que componen REMARCO continúan el trabajo en red, que hasta el momento se ha apoyado en los proyectos de cooperación técnica del OIEA.

“Desde el 2007 se han dado proyectos que promueven estas redes de trabajo. La creación de REMARCO en el año 2018 marcó un hito importante en la creación de redes. Esta área temática es un área de mucha importancia para la cooperación técnica del OIEA”, indicó el Sr. Saúl Pérez Pijuan, jefe de Sección de la División de Cooperación Técnica para América Latina y el Caribe del OIEA.

“Esta es una red que nace de la integración real de científicos e instituciones sólidas, que está a la disposición de instituciones para ayudar a proveer datos científicamente válidos para la toma de decisiones”, agregó el Sr. Alonso Hernández.

Del 2024 al 2027, REMARCO se apoyará en el proyecto RLA 7028 “Fortalecimiento de las capacidades regionales de aplicación de técnicas nucleares e isotópicas para aumentar los conocimientos sobre los factores de estrés que afectan a la gestión marina y costera sostenible (ARCAL CLXXXIX), el cual estará liderado por el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (INVEMAR) – Colombia, y apoyado también por el Acuerdo Regional de Cooperación para la Promoción de la Ciencia y la Tecnología Nucleares en América Latina y el Caribe (ARCAL).



La Sra. Luisa Espinosa presenta el proyecto RLA 7028, el cual se implementará del 2024 al 2027 │ Foto: Laura Brenes “Este nuevo proyecto tiene como objetivo global el contribuir a la gestión, conservación y uso sostenible de los recursos marinos en la región de Latinoamérica y el Caribe. Buscaremos mejorar el conocimiento sobre el estado del medio ambiente marino y costero para su desarrollo sostenible”, expuso la Sra. Luisa Espinosa Díaz, coordinadora general del nuevo proyecto.

Por medio del RLA 7028, REMARCO buscará identificar actores o socios clave en la región para elaborar estrategias de asociación y reuniones de alto nivel para llegar a tomadores de decisiones. De igual manera, se espera que el personal de los laboratorios que integran la red, se capaciten y fortalezcan para implementar programas de monitoreo en los diferentes componentes, pero especialmente en el de microplásticos, en línea con la iniciativa de NUTEC plastics del OIEA. Autores: Laura Brenes Alfaro, CICA-UCR (Costa Rica) y Daniel Carrasco Palma, LABTOX-UChile (Chile).

1 visualización0 comentarios
bottom of page